Motivos para apostar por la formación para empleados

Desde Unitel Formación tenemos claro que merece la pena que cualquier empresa apueste por la formación para empleados, ya que se trata de una herramienta que ayuda a desarrollar la empresa.

Formación para empleados

El equipo humano, que es el recurso más valioso con el que cuenta una empresa, debe conocer y estar al día de los cambios e innovaciones que se produzcan en su sector. La actualización y el reciclaje de los conocimientos permiten desarrollar el trabajo con la máxima eficacia y competencias.

Especialmente importante en sectores de tecnología, informática y telecomunicaciones

Apostar por la formación para empleados supone que los trabajadores tengan inquietudes, sean más proactivos, quieran mejorar en sus capacidades profesionales y estén más implicados y participativos en la vida de la empresa.

Además de evitar la falta de motivación y la fuga de talento hay que tener en cuenta que los clientes también cambian y por ello la competencia empresarial es cada vez mayor y más fuerte.

La competencia también se da a nivel profesional entre empleados

¿No crees en la formación para empleados?

Genera motivación e interés entre tus empleados

Ofrecer a los empleados de tu empresa formación, cursos gratuitos, seminarios o simplemente charlas explicativas genera un ambiente de motivación  e interés en el equipo de trabajo.

A los empleados nos gusta sentirnos expertos en nuestro trabajo y valiosos para la empresa

Se trata de una motivación e interés por aprender y por ser conocedores de las actualizaciones que se producen en el sector. De cara a los empleados fomenta el querer mejorar profesionalmente, ser más productivos, reflejar lo que se ha aprendido y trabajar con un alto rendimiento y eficiencia.

Destierra la pasividad, conformismo y estancamiento de tus empleados

Realizar el mismo trabajo de manera monótona sin ningún tipo de innovación o aliciente provoca aburrimiento y desmotivación. Supone llegar a no disfrutar del trabajo que se realiza, operar con bajo rendimiento y productividad o incluso llegar a casos límite con la fuga de capital humano en busca de nuevos retos.

Reduce el Conformismo de tus trabajadores

Es cierto que hay muchos trabajadores que no quieren recibir formación. Consideran que ya han hecho suficiente en su carrera profesional y laboral y se conforman con lo que aportan a la empresa. En ocasione se nos olvida que el mercado laboral está en constante cambio.

Aunque creas que has alcanzado tu cima profesional no te niegues a mejorar

También hay que reconocer que recibir formación puede despertar entre algunos empleados cierto miedo de no estar a la altura o de no tener las capacidades y aptitudes  necesarias para enfrentar los cambios e innovaciones actuales.

Siempre es mejor intentarlo y tener un nuevo objetivo profesional que ver como otros te adelantan

La satisfacción lleva a mejorar la productividad

Tanto para la empresa, que realiza una inversión económica y de tiempo, como para los trabajadores, que ofrecen su esfuerzo, tiempo y dedicación, la formación es una posibilidad de ganar productividad a través de la satisfacción.

Observar cómo puedes mejorar, cómo tienes un valor para la empresa y cómo estas más satisfecho y motivado a la hora de realizar tu trabajo conlleva más productividad y un trabajo más profesional y eficaz.

La productividad no es estar más horas trabajando. Es la eficacia en el desarrollo

Esta seguridad del empleado también lo perciben los propios clientes. Siempre es mejor tratar con profesionales expertos y que inspiran confianza, que hacerlo con trabajadores que no se muestren seguros o que incluso estén descontentos y desmotivados laboralmente.

Serás una buena empresa en la que trabajar

motivos para formar a tus trabajadoresTodo el mundo defiende y quiere trabajar en empresas que cuidan a sus trabajadores. Organizaciones que se preocupan por la conciliación laboral y familiar, por fomentar las promociones profesionales, por proporcionar incentivos y por apostar por la formación para empleados.

Las organizaciones que se esfuerzan por dotar a sus empleados de conocimientos modernos, renovados y actualizados son empresas que quieren mejorar y que están abiertos a adaptarse y a afrontar los cambios.

Es importante tener una imagen de empresa fuerte

La empresa no es la única que debe prepararse y ser capaz de adaptase a los cambios. Los trabajadores formados tienen más capacidades de hacer cosas nuevas y llevar a cabo proyectos novedosos y diferentes, es decir, disponen de más versatilidad.

Los trabajadores formados no tienen miedo a nuevos proyectos y se adaptan mejor a los cambios

Dispondrás de ventaja competitiva en tu sector

Sin duda, un trabajador proactivo, productivo, seguro de sus competencias y aptitudes, actualizado y conocedor de las novedades del sector es un valor añadido para la empresa y sobre todo un valor que marca la diferencia con respecto a la competencia.

Tu empresa será más competitiva interna y externamente

Esta capacidad de ser más competitivos se observa más en los sectores relacionados con las nuevas tecnologías, donde los empleados deben evolucionar junto con el sector. De nada sirve tener la tecnología más actual del mercado pero no disponer de un equipo humano que sepa sacar rendimiento y provecho a estos avances e innovaciones.

Compromiso, lealtad y seguridad

Todos los trabajadores a lo largo de su vida laboral pueden sentir miedo de perder su empleo. Pero este temor se minimiza si observa que la empresa confía en su trabajo, valora sus conocimientos y defiende su presencia en la empresa. Esta seguridad y confianza genera lealtad y compromiso con la empresa y sus valores.

Ser importante como trabajador genera un sentimiento de pertenencia e implicación

Además, a través de formación para empleados la empresa brinda nuevas oportunidades y triunfo laboral, evitando fugas de trabajadores. Si un trabajador disfruta haciendo su trabajo y además su empresa le proporciona nuevas oportunidades para mejorar no querrá irse, sino mejorar y realizarse en su puesto.

El compromiso del equipo humano aumenta y tienen más disponibilidad para integrarse en la empresa y participar en actividades, actos o proyectos, aunque sea fuera de su horario laboral

Evita que se vayan a otras empresas donde consideren que los puedan tratar mejor

Aumenta los beneficios y la rentabilidad  de la empresa

No cabe duda que los trabajadores que han recibido formación y siguen mejorando sus capacidades, conocimientos y experiencias suponen beneficios para la empresa. Aumenta la rentabilidad y abren nuevas oportunidades a proyectos más ambiciosos.

Tu equipo humano actualizado y formado mejora la imagen de la empresa, generan confianza entre tus clientes, no tiene miedo a enfrentar cambios y desarrollar nuevos proyectos, valora la presencia en la empresa y defiende el trabajo que desarrolla.

Los empleados rinden más y mejor y en menor tiempo

 formación en toledo

Publicado el 2 agosto, 2019